6. La Verdad de Ser

 

Vivir en la Verdad  de quién Soy des del respeto, está siendo unos de los grandes retos en esta vida. Vivir mi realidad interna y externa, desde lo peor de mí a lo mejor de mí.  Todo lo que es mío, está en mí y habla de mí, empiece en esta vida en la que me llamo Sílvia o venga de más lejos…Como también el respeto por la Verdad que Soy y comparto con la Humanidad, con el Universo, con la Realidad y con el Todo (o Dios).

Cuánta vergüenza he llegado a sentir por ser quien soy…

Recuerdo años atrás cuando vivía en el sueño espiritual en el que se suponía que cuanto más avanzaría en mi conciencia y curaba más heridas, la vida sería más fácil y las personas con las que me relacionaría me respetarían más y todo fluiría. Eran fantasías de evasión espiritual…para no sentir la profunda vergüenza de ser como soy…Por no poder vivir en mí y amarme tal como soy.

Mi empeño es estar viviendo aceptando todo lo que Soy y mantenerme fiel a mí, con el respeto y el amor que merezco por el hecho de que es mío, por derecho de Ser. Y la verdad es que a menudo es difícil, muy difícil. Mantenerme en mí sin perderme, fiel a quién soy y digna de Toda Yo. Pide un compromiso conmigo misma verdadero y profundo, un Amor por mí que brolla de Dios y pasa a través mío. Es un reto que pasa por respetarme a mí y por respetar al otro y crear realidad a partir de ahí…una realidad que será o no será lo que yo deseo, que agradará o no y tendrá sus consecuencias, me gusten y gusten o no. Y seguir siendo fiel a mí y amándome, por respeto a mí a los demás y a Dios. Si dejo de ser quién soy, los demás no podrán ser quiénes son.

Este camino está siendo a menudo espinoso y genera ampollas en mí y en los demás…Lo digo para seguir mostrando la realidad. Y ahora ya me atrevo a decirlo abiertamente, sin vergüenza: he perdido muchas relaciones en el camino, muchas puertas se han cerrado detrás de mí e incluso me han echado de unos cuantos lugares por defender esta Verdad mía y me han maldecido y han deseado lo peor para mí; se han abierto abismos que he decidido saltar para seguir siendo fiel a mí, he andado en solitario por áridos desiertos y he atravesado profundas muertes internas. Pero cuanto más he confiado y he aceptado que todo esto ocurriera, desde ser fiel a mí, más oportunidades de Vida se me han abierto. Cuanto más he aceptado, más me he puesto en sintonía conmigo y con la Vida, y la abundancia de prosperidad, de alegría y gozo han florecido. La vida aquí fluye y guía en lo que es mejor para mí.

¡¡Y sigo aquí en la vida, aquí estoy!!  En la confianza de que si soy fiel a mí y al Amor por mí, no me pierdo, no pierdo el Camino. Des del sentir profundo de que soy digna de ser quién soy, no hay lugar para la vergüenza. Des de aquí se abre la verdadera vida ante mí, una nueva oportunidad constante para mí y para los demás de Conciencia y Amor, de plenitud y gozo de Ser quienes somos. Está disponible para mí y para quien quiera.

Sí es cierto que cuanto más en paz estoy conmigo, mi estar en la vida es más fluido y gozoso. Pero no libre de retos y de encuentros con la vida difíciles que me ponen cara a cara con la realidad que va a darme la oportunidad una vez más de amarme y ser fiel a quien Soy, des de la pureza del corazón tocado por la Luz.

Yo apuesto por mí.

 

_DSC1676-Editar